*

Presentan libro sobre mitos mayas en Mérida - La Verdad Yucatán - La Verdad Yucatán

Presentan libro sobre mitos mayas en Mérida

Con excepción del autor, los tres comentaristas del libro ‘Testimonios, mitos y ceremonias mayas’, iniciaron su exposición con profundas y bonitas reflexiones en la lengua madre. Día del Nohoch Tath (el abuelo) Bernardo Cáamal Itzá, destacado comunicador en lengua maya, más conocido como el Arux Kat, por su popular programa en radio comunitaria en defensa de la tierra y la vida natural, exalto con lenguaje cercano a la poesía la importancia del tzicbal, comunicación que busca la palabra verdadera, que desmenuza las ideas, para analizar y exponerlas en la conversación de las mujeres y los hombres verdaderos.
En el contexto de esta conceptualización Cáamal Itzá comenta con rigor analítico la conversación que Jesús Solís Alpuche refiere como “Antecedente”, primer escrito del libro cuando niño recibe las primeras lecciones de la vida, de su abuelo incrédulo, al mismo tiempo que el nohoch, con oculta ternura tiene que aceptar, lo que el niño sabe que cuenta la abuela, de la vez que, -aun no siendo creyente- decidió rescatar la efigie de la virgen María, cuando los del gobierno decían que iban  a quemar la Iglesia en Kinchil y ningún católico se arriesgaba a defender las imágenes.
Cáamal Itzá subraya la importancia del poder sentimental de los niños mayas sobre sus mayores, cuando el abuelo tiene que asumir, porque es convencido por el niño, de que en realidad sí se sintió acompañado, “por alguien”, -como la abuela contaba- en el peligroso rescate de la imagen que lleva cargada a resguardar a las cuevas afuera del pueblo. Hay mucho en común entre los niños y los ancianos mayas, sugiere Cámal Itzá, de ellos se nos transmiten importantes mitos y leyendas como el Kuxáan Sum, la Xtabay el Huay Cot, que transmiten conceptos aún válidos en nuestras relaciones en la comunidad maya…
María Luisa Góngora Pacheco, escritora y directora de teatro en lengua maya, promotora del tzicbal en sus escenarios desde su grupo teatral Tzunun, sostiene que la esencia de la comunicación en lengua maya, no es lo mismo que en castilla. Dice que el libro (aunque no está escrito en maya) es una aportación posible a la búsqueda y encuentro con La Soga de la Vida (Kuxáan Suum) Porque lo maya lo indígena está más vivo que nunca, nada le hace que algunos se nieguen a hablar nuestra lengua y se nieguen como mayas.
Dice que los escritos de Solís Alpuche, al que no conocía, hasta que visitó Kinchil con su teatro maya itinerante, son una inspiración para su trabajo, y gracias a él se empezó a saber de Felipa Poot Tzuc  la mujer yucateca que ofrendó su vida para que haya justicia agraria desde Kinchil. “Por medio de nuestro tzicbal y nuestro teatro, Felipa Pootcontinúa su lucha y liderazgo en muchos pueblos hablando en su lengua que es la lengua maya. Porque no es vergüenza hablar maya en Yucatán, vergüenza es no hablarla porque es nuestra propia lengua original. Y reitera que la esencia de lo común, la comunidad y la comunicación está en la lengua maya y no en el castellano en el que hay muchas formas de darle la vuelta a la realidad y la verdad.
Fredy Poot Sosa, actual representante estatal del sindicato de la CDI, alterna la visión de los comentarios y opina que cada quien ve al abuelo y al niño en comunicación como quiere, pero lo que pasa es que el abuelo es ateo y las primeras lecciones que le da al niño es que no crea en pendejadas como la Xtabay, el huay chivo, el huay cot y demás huayes.
Pero como también el abuelo sabe, que desde entonces se vive en una sociedad matriarcal, tampoco le contradice al niño lo que le dice su abuela católica, pero le aclara que protegió la imagen de la virgen, porque se trata de la obra de un artista, que es el escultor, que ninguno de los católicos del pueblo, por zacatones, no quisieron proteger.
De esta manera el hombre viejo reafirmaba su dignidad de no creyente ante la abuela creyente, lo cual es una lección de verdadera vida común en la diversidad de creencias.
Entonces, lo que yo veo aquí, es un libro eminentemente político, que el autor matiza magistralmente. No es un libro maya como los que estamos acostumbrados que nos den, sino que es un documento político; por eso en el centro de los diferentes escritos, que incluso habla del H’up, un método muy antiguo de sanación, el Hanal pixán, el Huajicol se asienta el Primer Congreso Nacional Indígena, donde se hacen planteamientos concretos de los pueblos indígenas, que ahora ya están en la Constitución, aunque no se cumplen.
Así, el libro es un llamado de atención a los mayas que escribimos y exponemos para que nosotros mismos empecemos a escribir y exponer nuestra historia tal cual es. No que nuestra historia, le tienen que escribir gentes como Kennet Turnner y demás extranjeros, o gente del interior del país que en realidad no saben de nuestra realidad como mayas. De esta manera seguramente que la soga de la vida se podría empatar. Para concluir el Ing. Poot Sosa subraya que los mayas no somos ni más malos ni más buenos. Lo que pasa es que somos diferentes y todos tenemos que entender esa realidad, por lo que es necesario que se reconozca y lo reconozcamos para que nos respeten y hagamos respetar nuestros derechos como pueblo con una visión de vida diferente.
En su intervención el autor, Jesús Solís Alpuche, agradece la participación de sus comentaristas y a las varias personalidades presentes en el evento y precisó que la Soga tejida de la vida fue cortada por los conquistadores y desde entonces nos cayeron todos los males en el Mayab y en todo el mundo. Esta figura mítica nos habla de la ruptura que prevalece en la visión del mundo maya, respecto a la visión del mundo occidental. Pero el proyecto de vida occidental está agotado. Por eso la vigencia de que los mayas “somos lo que está antes o lo que está después, y al mismo tiempo somos lo que está antes y está después”.
Considera que los valores de la cultura occidental están en retroceso, por el agotamiento del proyecto, que en lugar de vida, ahora es de muerte. El individualismo, la propiedad y el mercado determinan una división de clases sociales y el desarrollo desigual cada vez más injusto, violento y depredador, son efectos de las estructuras del neoliberalismo global occidental voraz e irreconciliable, no sólo entre entre los grandes centros de poder global y los seres humanos, sino entre los humanos en su forma de desarrollo y  la naturaleza.
Estoy de acuerdo con Freddy Poot, que este es un documento político, pero no político electoral, porque lo electoral en este momento tiene un valor estrictamente clientelar, sobre todo dirigido a nuestros pueblos indígenas empobrecidos. El valor que quise darle es político cultural, porque la visión del mundo maya, como lo plantea Ignacio Magaloni Duarte es la alternativa a la visión cultural occidental que ya no resiste análisis en la mayoría de su aplicación práctica. Porque hay que decirlo, cada quien le da voz a quien le conviene, por eso Ben falaw escribe lo que quiere oír de Felipa Poot, lo mismo que Martín Luis Guzmán, que dice que la mataron las mujeres de Kinchil, cuando quien la mató fue Mario tenorio, secretario deGualberto Carrillo Puerto, hermano de Felipe y los del partido Socialista del Sureste, en la campaña electoral interna del PNR, (abuelo del PRI) que apoyaban a Plutarco Elías  Calles contra las reformas cardenistas. 1936 fue un año fatídico para los agraristas cardenistas. En enero mataron aIgnacio Mena y Adalberto Sosa en Temozón, en marzo aFelipa Poot en Kinchil y 4 meses después a Rogelio Chalé.
Quiero decirle a María Luisa y a Bernardo, que se mantengan en esa búsqueda y paciente reflexión sobre la importancia de nuestras raíces, promoviendo con otros muchos, que cada vez somos más las tradiciones, las celebraciones, los tzicbales que nos predisponen a entrelazar luchas, anhelos, trabajos solidarios, experiencias y estrategias en el sueño de la construcción de otro mundo posible. Gracias a mi amigo de tantas luchas Freddy Poot por su forma tan ágil y crítica de ver mi trabajo. Gracias  a todos los presentes, dijo el autor.
Inmediatamente hubo varias intervenciones:
Maestro Valerio Canché Yah. La importancia de este libro es que nos llama a recuperar la identidad, por la importancia de la unidad de los pueblos y regiones mayas. Hay que reconocer que tenemos la imposición de una cultura que no es original y que es necesario promover la alternativa de la antigua gran civilización maya para adaptarla al momento tan crítico que vivimos.
Sociólogo Cesar Valera Baeza. Me tocó con Jesús la búsqueda de recuperación, de lo misterioso y lo oculto de Kuxáan Suum, que se está dando de muchas formas y relaciones entre nuestros pueblos indígenas mayas, que son como la ardilla, que se adaptan, pero sólo aparentemente, pues con paciencia esperan la llegada de su tiempo…
Ing. Manuel Rosado Sarmiento. Nuestros hermanos indígenas se avergüenzan de su lenguaje, de sus nombres y apellidos y hasta de sus formas de vida, porque el sistema educativo está todo chueco, es omiso y falso. Necesitamos componer la historia falsa y de valores falsos que nos han inculcado. Decir la verdad de nuestros pueblos,  para la recuperación de la espiritualidad de todos los seres humanos, para que no haya más mentiras. Si nuestros hermanos indígenas se avergüenzan de su lengua y su cultura, es porque el sistema educativo los avergüenza. En países como Guatemala, las escuelas le enseñan a los niños mayas a sentirse orgullosos de sus raíces. Incluso enseñan el Tzol Kin como parte del programa educativo ya que la cultura maya tenía una gran riqueza calendárica y astronómica. En nuestro país nos imponen una educación para someternos a los valores extranjerizantes que son la vergüenza cultural.
J’men. Tiburcio Can May.  Hablamos de un libro con despertar espiritual, de una nueva conciencia de respeto a pesar de todo lo que nos dicen en los medios de comunicación e información para confundirnos. Por eso es necesario buscar el empate del Cuxáan Suum, (El tejido de la soga de la vida verdadera) entre los más antiguos mayas y las nuevas generaciones. Hay que buscar nuestras raíces, ¡saber de dónde vengo, quien soy…!
El evento se inició a las 7.30 y concluyó a las 9 50 de la noche con la asistencia de varias docenas de personas.
Comparte ésta nota
Comenta ésta nota
Mérida, Yucatán.
Bandera Estados Unidos Bandera Mexico

$1USD =